Localidad

EJEA DE LOS CABALLEROS

 


Selecciona escultura :

. Sin título (Ayuntamiento)                                 

. El sembrador

. Mamés Esperabe Lozano                                  

. Antonio Machado

. A la mujer aguadora                                         

. Esfinge

. Monumento al Justicia de Aragón                    

. Suplicante atado

. Sin título 1 (Parque)                                        

 .Sin título 2 (Parque)

. Sin título 3 (Parque)                                        

. Sin título 4 (Aquagraria)                                 

. Sin título 5 (Aquagraria)

. Sin título 6 (Aquagraria)                                 

. Sin título 7 (Aquagraria)

. Sin título 8 (Aquagraria)                                 

. Sin título 9 (Aquagraria)

. Sin título 10 (Aquagraria)                              

. Sin título 11 (Aquagraria)

. Aniversario Coso Taurino

. A las víctimas del terrorismo

. Carlos Bardavío

. Marca

. Juan Sancho

 

EJEA DE LOS CABALLEROS tiene una población  de 17.331 habitantes , lo que la convierte en la cuarta localidad más poblada de la provincia. Sus orígenes se remontan a tiempos de los íberos en la que era conocida como Segia ibérica. Tras el dominio ibérico vino el romano, al igual que en la mayoría de territorios de la comarca dejando numerosos testigos arqueológicos que así lo atestiguan. Su papel de plaza fuerte se conservó durante el periodo musulmán hasta que en 1105 fue reconquistado por Alfonso I otorgándole numerosos privilegios que más adelante se ratificarían con la llegada al trono de Ramiro II. Sede en numerosas ocasiones para la celebración de Cortes.

Ya en época más recientes Ejea se ha convertido en un importante centro cerealista, que se vio impulsado con la implantación de los regadíos de la Bardenas a comienzos de los sesenta.

Es mucho y variado el patrimonio religioso que presenta la localidad, entre los templos más significativos cabe destacar la Iglesia de San o la Iglesia de Santa María , románica aunque con algunos atisbos de un temprano gótico.

La arquitectura civil presenta  atractivas construcciones como con las casonas de estilo típicamente aragonés. Recorriendo las calles Ramón y Cajal, Herrerías, Mediavilla y Plaza España contemplaremos estas hermosas viviendas que abarcan desde el siglo XVI hasta el XVIII, sobresaliendo algunas como la "Casa del Carlista", conservando auténtica decoración con azulejos de Muel en la fachada.